La miel es de los productos más beneficiosos para la salud. Su alto contenido en minerales, vitaminas y oligoelementos la convierten en un producto muy especial. El problema es que a veces sin darnos cuenta podemos comprar miel adulterada.Por ello desde nuestro blog te vamos a ayudar con unos sencillos trucos para saber si la miel está adulterada

El principal problema es que las mieles adulteradas suelen estar mezcladas con soluciones de glucosa o mieles de poca calidad, con alto contenido de agua.

Cómo saber si es miel pura o adulterada

Hay pruebas muy sencillas que se pueden realizar en casa para comprobar si la miel que se ha comprado es pura y de buena calidad o si, por el contrario, está adulterada o contiene mucha agua. Por ello te facilitamos unos trucos para saber si la miel está adulterada.

Leer la etiqueta

Importante antes de comprar un frasco de miel, es leer la etiqueta. Corrobora que en la lista de ingredientes no aparezca «jarabe de alta fructosa» o glucosa comercial. Estos son dos aditivos utilizados frecuentemente para «estirar» la miel e impedir que esta se solidifique.

¿Se solidifica la miel?

Todas las mieles son líquidas pero, con el tiempo, tienden a solidificarse o adquirir un aspecto «azucarado»

  • Si compras un frasco de miel que ya está cristalizada, puedes estar tranquilx: se trata de miel pura.
  • También puedes coger una cucharadita de miel y colócala dentro de un vaso con agua. Mueve el agua en círculos y si se disuelve, no es pura. La miel pura debe quedarse junta, formando unas pequeñas ondas.

Con una cuchara toma una porción de miel y colócala bocabajo. Las mieles que están muy húmedas caerán rápidamente. Las de buena calidad se quedan en la cuchara o caen muy lentamente.Si has comprado un frasco de miel líquida, puedes esperar unos días para ver si se solidifica o puedes colocarlo en el frigorífico para acelerar el proceso. En caso de que la miel nunca llegue a cristalizarse, hay altas probabilidades de que se trate de miel adulterada.

Hay otras maneras que podrían ser útiles para saber si la miel que has comprado es pura o si ha sido adulterada de alguna manera o tiene un alto contenido de agua:

  • Enciende una cerilla e intenta quemar un poco de miel.Si ves que se enciende y se quema, es pura. La impura o de poca calidad contiene agua y esta impide que arda.
  • Sumerge un trozo de pan viejo y duro en miel. Si al cabo de 10 minutos el pan continúa endurecido, verificarás que es pura. Si hay mucha agua en la miel, el pan se ablandará.

Estas sencillas pruebas te ayudarán a comprobar la calidad de la miel que compras y así podrás elegir la más pura.

En Lasca Negra solo trabajamos la miel con productores de cercanía, garantizando la pureza y calidad del producto y de esa forma ayudar a tu dieta con los mejores productos. En nuestra tienda de c/Gascón de Gotor,13 en Zaragoza puedes traer el frasco que desees y te lo llenamos con miel a granel que necesites. O por el contrario puedes llevártela envasada por el propio productor, Jalea de Luz, en sus múltiples variedades.

Síguenos en Facebook www.facebook.com/lascanegra  o en Instagram www.instagram.com/lascanegra para saber más.

 


Share This